martes, 27 de septiembre de 2011

El paso de los elfos



Los Elfos llegaron con la noche, atravesaron la comarca portando diminutas antorchas azules, y cantando canciones que (luego lo supimos) sólo eran entonadas por sus hermosas mujeres.

 Al principio no nos atrevimos a salir al descubierto, ya que habíamos oído horribles historias sobre los Elfos Oscuros, pero a decir verdad, las melodías llenaban el corazón de paz y confianza, por lo que, algunos de nosotros, salimos a ver de que se trataba aquella extraña procesión.


Curiosamente, los elfos no nos veían, o simulaban no vernos, o tal vez simplemente nos ignoraban. Lo cierto es que vimos filas y filas de elfos: los hombres marchaban a los flancos, en silencio, y las mujeres, tomadas del brazo, avanzaban con aquella dulce música brotando como hermosas flores de los labios.

Así pasaron, atravesaron el pueblo dirigiéndose hacia el Bosque de Trillot. Cuando pensamos que ya todos los elfos habían pasado, vimos que una anciana venía siguiendo el camino de los elfos, aunque no poseía la belleza de las damas élficas.

Cuando pasó frente a nosotros dijo:

-Huíd, hombres de corazón puro! La belleza pronto será llamada Leyenda, y llegará el tiempo en que los hombres no podrán advertir la presencia de los elfos, ni siquiera cuando sus pasos marchen frente a sus puertas.

Diciendo esto, la anciana siguió su camino, aunque esa misma noche, muchos hombres de la comarca aseguraron no haber visto nada.


Leyendas Gaélicas, Marie Ann Beaumont, 1899.

Fuente: http://www.bestiarium.com.ar/2011/05/el-paso-de-los-elfos.html

jueves, 22 de septiembre de 2011

Los duendes con Jesús Callejo y Carlos Canales

Duende ataca a parroquiano en Santiago del Estero / Argentina




Un trabajador rural catamarqueño denunció que fue golpeado por un duende, tras lo cual debió ser asistido en una clínica en estado de shock y sin habla.


El hecho ocurrió este martes en la localidad de Tinogasta, en una finca situada sobre la ruta nacional 60 alrededor de las 15, cuando el hombre se alejó de sus compañeros de trabajo para hacer sus necesidades fisiológicas y “sintió que alguien lo tocó por la espalda”, según relató el protagonista de la insólita historia.


El obrero lo describió como “un individuo del tamaño de un niño pequeño, con un sombrero enorme, vestido con ropas negras y al que no podía verle el rostro”.


“Me di la vuelta y me pegó una patada en el trasero, entonces intenté seguir caminando pero sentí las piernas muy pesadas, como sin fuerzas para moverlas, además tenía escalofríos”, contó el hombre tras recuperarse de su estado nervioso.


Agregó que logró pasar un alambrado y que, salvo el camino por donde iba, el resto “era confuso”. “Del otro lado, lo vuelvo a mirar y me habló con una voz ronca, me llamaba y me decía que vaya, que no me iba a hacer nada”, recordó.


Al volver al trabajo, sus compañeros lo notaron sin habla y en estado de shock, por lo que lo llevaron a la clínica Virgen del Valle, donde ingresó con una crisis nerviosa. “Estaba en estado de shock, con taquicardia, hipertensión, sin poder producir ninguna palabra, es decir, sin habla”, contó la médica Sofía Bellido.


La profesional contó que “el hombre tuvo un episodio de campo que no se pudo precisar completamente, pero con señas y escribiendo en un papel dijo haber visto algo en el campo que no podía explicar”.


“En un momento pensé que podría ser algún tipo de alucinación, pero estaba totalmente bien, no tenía ningún estado de intoxicación, ni alcohólica, de hecho estaba en horario de trabajo”, explicó Bellido.


La profesional remarcó que en el centro asistencial respetan “las creencias del medio” y que el objetivo de los médicos es “tranquilizar” al hombre y que “supere este trance con una terapia psicológica”.


Fuente: http://www.unifaweb.com.ar/modules/news/article.php?storyid=1829

martes, 20 de septiembre de 2011

La mayoría de los islandeses cree en la existencia de los elfos



Islandia es un país mágico que tiende a creer en elfos y fantasmas, acaso escuchando la voz de los bosques y glaciares a través de la cual se transmite la legión de la Tierra.


Un estudio llevado a cabo por el departamento de folclor de la Universidad de Islandia encontró que la mayoría de los habitantes de la isla mágica de Eyjafjallajökull y de las auroras boreales creen en la existencia de los elfos.


“Los islandeses parecen ser mucho más abiertos a fenómenos como soñar el futuro, premoniciones, fantasmas y elfos que otros países”, dijo el profesor asociado de folclor Terry Gunnel.


En la encuestra sólo el 13% contestó que creía imposible la existencia de los elfos, 19% dijo que era improbable, 37% dijo que era posible que existieran, 17% dijo que su existencia era muy probable y el 8% dijo que era definitiva (otro 5% no tuvo opinión sobre la posible existencia de estos seres).


En el caso de los fantasmas: sólo el 7% dijo que su existencia era imposible, 16% dijo que era improbable, 41% dijo que era posible, 18% dijo que era muy probable y 13% definitiva.


Aunque para una persona occidental que habita en la modernidad llena de gadgets, objetos de consumo, programas de TV y grandes calles con pocas áreas verdes le podría parecer extraño creer en la existencia de elfos, recordemos que las creencias son parte del contexto en el que se vive. Los islandeses son uno de los pueblos que más en contacto está con la naturaleza y que mantienen más viva una tradición mágica: los bosques y glaciares de este país están llenos de voces (voces que son parte de la psique colectiva) y en este sentido es natural que estén abiertos a este tipo de creencias que son parte de su paisaje cultural (no olvidemos que al mismo tiempo son quizás el único país independiente, verdaderamente ciudadano). Para una cultura radicalmente extranjera podría ser igualmente exótico que se crea, como sucede en Latinoamérica, en vírgenes y santos. 


La creencia en los elfos se remonta arquetípicamente a la concepción de la Tierra como un ser vivo el cual tiene una serie de elementales o ayudantes que son parte de su geografía psíquica y que guardan sus secretos. En la mitología nórdica los elfos son parte de una raza feral semidivina de gran belleza relacionada con la fertilidad. Han sido vinculados también con las hadas, éstas siendo versiones diminutas de los elfos. Se dice que las hadas, también relacionadas a la fertilidad, acuden como alicientes en un encuentro amoroso que vibra con la energía de la Madre Tierra –son ese polvo de luz, esas estrellas y flores que se ven en el trance erótico, concediendo la privanza del planeta.


[Iceland Review]


Fuente: http://pijamasurf.com/2011/09/la-mayoria-de-los-islandeses-cree-en-la-existencia-de-los-elfos/